Cosejos Para Viajar En Autobús

Consejos prácticos para viajar en autobús (I)

Cada medio de transporte tiene sus particularidades, sus pros y sus contras. El autobús no es una excepción. Pero la clave es conocer bien todos los detalles que rodean al viaje para aprovechar las ventajas y contrarrestar las (pocas) desventajas que pueda tener. Es por ello que cada vez más usuarios se animan a programar sus recorridos con esta solución de movilidad, como dan cuenta de ello los datos estadísticos e incluso la literatura de viajes. En este artículo te damos una serie de consejos para viajar en autobús que harán tu trayecto más ameno y sin sobresaltos.

Selecciona bien la hora del viaje

Tanto si reservas por Internet como si utilizas cualquier otra vía de compra de billetes, debes dedicar unos minutos a pensar cuál es tu hora más adecuada para viajar, en función de tus compromisos antes de la salida o después de la llegada. Y si el trayecto es largo y eres una persona que concilia bien el sueño en el autobús, puedes seleccionar un viaje nocturno de madrugada para dormir a bordo: el recorrido se te hará mucho más corto.

Busca la mayor comodidad a bordo

Existen muchas formas de hacer más cómodo tu viaje en autobús. Toma nota de algunas:

  • Viste ropa cómoda, no demasiado ceñida y preferiblemente elástica y transpirable. El algodón es un material muy adecuado.
  • Lleva una almohada hinchable contigo o un cojín pequeño, te permitirá recostar la cabeza.
  • Deja libre el espacio de los pies, te ayudará a encontrar una postura más natural y cómoda. Para ello, elige una mochila de mano pequeña, que se pueda situar en la balda situada sobre el asiento.

Preséntate un rato antes en la dársena o en el punto de recogida

Viajar en autobús tiene la ventaja de que no requiere tantos trámites de embarque como, por ejemplo, el avión. Los controles de seguridad, si los hay, son más sencillos, y no hace falta facturar ni precintar el equipaje. Todo ello agiliza los tiempos y te permite llegar con menor tiempo de antelación a la dársena o al punto de recogida. Sin embargo, preséntate un rato antes, al menos con 15 minutos de margen, pues igualmente tendrás que acomodar tu maleta en la bodega y presentar tu billete al conductor, entre otros sencillos trámites.

Infórmate del trayecto

El último consejo para tu viaje en autobús que muchos pasan por alto es el de conocer el itinerario y las paradas del trayecto será de gran utilidad. Pregunta qué duración tendrán las paradas y de si la estación de servicio donde se haga el descanso cuenta con oferta de restauración. De esa manera, podrás decidir si echar un bocadillo a la mochila o te bastará con llevar dinero a mano para comprar algo de comida durante la parada. En cualquier caso, lleva agua siempre contigo al viajar en autobús, pues la hidratación es muy importante, especialmente en viajes largos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *